martes, 23 de agosto de 2016

FERRATA ROC D'ESQUERS


Tras pasar unos días de playa en Cullera, me uno a mis amigos valencianos que han alquilado un apartamento y organizado un finde ferratero en el Principado de Andorra. Y para allá que nos fuimos 8 personas y una perrita distribuidos en 3 coches.

Tras unas cuantas horas de viaje, nos reunimos todos y decidimos la primera ferrata que acometeríamos al día siguiente: la vía ferrata Roc d'Esquers.



Nos levantamos a las 7 de la mañana, y a las 8 salimos en 2 choches hacia la carretera que sube hacia el Lago d´Engolasters y junto al puente de la Plana giramos a la derecha aparcando los vehículos en pequeños huecos junto a la carretera.

Esta vía ferrata es de nivel K-3. Cuenta con un desplome, un puente tibetano, y largos pasos de cadena. No es muy complicada técnicamente, pero es larga de narices... de hecho, es la más larga de Andorra. 

El equipo completo preparado para afrontar la primera ferrata de Andorra: de izda. a drcha. Luis, Ana, Mª José, Floren, yo, José María, Nacho y agachado Pedro. Falta la perrita India que se quedó en el apartamento.


Desde donde dejamos los coches al pie de la ferrata, hay apenas 10 minutos de suave trekking. 

La ferrata de Roc d'Esquers combina la verticalidad propia de las vías ferratas con el senderismo de alta montaña. Es una buena vía para dedicarle un día completo, descubrir nuevos parajes tranquilamente y disfrutar de la naturaleza. Es muy vertical: recorre 350 metros de pared a la entrada del Valle del Madriu (declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO), y luego se puede continuar la ascensión hacia el cerro de Braibal (2.658 m) y el pico de les Agols (2.648 m).

Al pie de la vía.

Comenzamos a subir. Yo iba de primero. Me seguían Luis, Ana, Jose María, Nacho, Floren, Mª José y cerrando estaba Pedro vigilando los pasos de su mujer ya que era la segunda ferrata de ésta.

Foto de mis compañeros desde las primeras grapas.

La ferrata se inicia suavemente con largos pasos que nos suben por la ladera de la montaña, intercalados por pasos con cadenas en un continuo zig-zag. La subida es muy fácil pero agotadora, sin tregua.








La vía se hace un poco aburrida hasta llegar al último 1/4, cuando nos adentramos en una zona más boscosa y la ferrata aumenta en verticalidad. Las vistas se abren al valle y contemplamos Escaldes y Andorra la Vella, con Caldea en el centro.

Deberemos superar tres grandes muros de roca, a través de pasos atléticos, hasta llegar a una arista de la que sale un pequeño puente tibetano, sin ninguna dificultad. Subiremos otra pared vertical hasta la siguiente arista y a partir de aquí bajaremos ligeramente por la roca.




Cuando parece que ya está terminada y no quedan más grapas, la vía se interna en un pinar. Nos quedan por superar unos pequeños resaltes, quizá los más bonitos de todo el camino.






Según íbamos llegando arriba, nos hidratamos y comimos algo a la espera de que el último se reuniera con nosotros.




Llevábamos ya 2 horas de ferrata y cuando llegó el último, comenzamos lo que creíamos que era el camino de regreso... pero ¡sorpresa! Todavía nos quedaban 20 minutos de trekking cuesta arriba...

Cuando por fin llegamos al collado, emprendimos el descenso a través de una pedregosa senda.




Teníamos por delante 1,5 horas hasta los coches. El grupo se dividió en dos y Luis, Jose María, Ana y Nacho nos sacaron bastante ventaja a Floren, Pedro, Mª José y a mí. Llegó un momento en que el calor apretaba tanto, que los 4 últimos decidimos parar junto al río a refrescarnos y comer algo.




Se estaba tan bien, que decidimos disfrutar del momento y bajarnos a Andorra de compras mientras el resto se dirigía a otra ferrata...





















viernes, 1 de julio de 2016

FERRATA LA MUELA



Quedo con Floren , Luis y Pedro a las 9 de la mañana en Venta del Aire (Teruel). Allí acudirán desde Valencia. Ellos tienen una horita de viaje, pero yo tengo el doble desde Zaragoza, así que toca madrugar. Nuestro objetivo de hoy, la vía ferrata de La Muela, en Villahermosa del Río (Castellón).






Hacía años que no veía a Pedro. Si normalmente cualquier actividad se convierte en especial cuando la realizo con estos amigos valencianos, esta ocasión aún lo era más si cabe, por el reencuentro con el de Segorbe.

Después de una buena charrada y desayunar en una terraza, nos fuimos los cuatro en el coche de Luis, y tras hora y cuarto de sinuosas carreteras, llegamos a Villahermosa del Río. Junto al viaducto nuevo de la CV-175 tomamos un desvío a la izquierda, y aparcamos el vehículo muy cerca del sendero de aproximación a la ferrata.

Pedro, Floren y Luis preparando el equipo.


Esta vía ferrata fue inaugurada el 11 de diciembre de 2.014 con motivo del Día Internacional de las Montañas. Cuenta con un recorrido de 143 metros, salvando un desnivel de 95, y es de dificultad K-3.

Cartel de información sobre la vía.

Observando la roca por donde discurre la ferrata.


La senda nos lleva hasta la pared de roca, donde nos encontramos con el inicio del cable de acero al que nos aseguramos para recorrer una veintena de metros horizontales que nos separan del primer paso vertical. Comenzamos la ascensión.







Tras unos 20 metros verticales, llegamos a una gran repisa que recorrimos horizontalmente. Es de unos 18 metros de longitud y está provista de una cadena que hace de pasamanos, muy destensada a nuestro criterio...





A partir de aquí comienza el paso más exigente de la vía: un paso corto pero muy desplomado que nos hace tirar de brazos, es el preludio de otros 20 metros de ascenso en ligero desplome, que nos lleva a otra cómoda repisa.



Tras el recorrido horizontal de esta repisa, llegamos a una zona con pasos en diagonal de izquierda a derecha de 22 metros de altura, más cómodo que el anterior, pero no menos técnico que finaliza en otro paso horizontal.



Este paso horizontal equipado con grapas, nos lleva a otra repisa desde donde disfrutamos de las increíbles vistas del barranco de la Hoz (Río Carbo). Desde aquí, ascenderemos los 15 metros verticales que nos separan de la última repisa de descanso previa al asalto final a La Muela.


¡Un esfuerzo más, y estamos arriba!

Luis colgado de la repisa con el banderín de la Tte. Pi.


En los 10 metros verticales del último tramo, volvemos a tener pasos desplomados. La vía acaba tras pasar el muro del mirador de La Muela.

Floren y Pedro, los primeros en acabar la vía...

...y Luis llegando al final.

Autofoto final de ferrata.

La vía ferrata concluye en la parte alta del pueblo, y el retorno comienza atravesándolo. Pudimos contemplar los torreones de la antigua fortaleza del castillo. 



Continuamos el retorno por la carretera que da acceso al casco urbano hasta enlazar con la CV-175 y volver al punto de inicio, hasta que nos topamos con una enorme grieta en la roca que fue demasiado tentadora como para abandonar el asfalto y atajar por ella explorando sus recovecos y cuevas hasta volver al punto de inicio. 






Una cabra montesa vigilando nuestros movimientos.

Una vez llegados al coche, abrimos la nevera y nos tomamos las cervecitas y las patatas que había traído para la ocasión. Nos quitamos los equipos y nos fuimos a un restaurante. Tras una gran comilona, retornamos a Venta del Aire, y de allí, cada mochuelo a su olivo...
















domingo, 19 de junio de 2016

LA VIUDA DEL EIGER




La viuda de Eiger es un libro de recopilación de 12 relatos escritos por otros tantos autores. Unos son escritores de narrativa de montaña, y otros grandes montañeros, pero alguno de estos últimos... se creen ambas cosas.

Los títulos de los relatos y sus autores son:
- La Montaña Blanca, de Antxón Iturriza.
- El paisaje perdido, de Eduardo Martínez de Pisón.
- Érase una vez una cabra, de Paco Aguado.
- El único Diosde Antxón Iturriza.
- Sambo de la Santa Rosa, la leyenda del Aconcagua, de César Pérez de Tudela.
- El Hombre y las Nieves, de Alberto Martínez Embid y Marta Iturralde.
- Una montaña llamada Eiger, de Juanjo Zorrilla.
- Dulce perfume de soledad, de Eduard Sallent.
- Montañas bajo par, de Luis Covaleda.
- El batallón, de Alejandro Cartujo.
- Nuestra pequeña república, de Ferran Latorre.
- La viuda del Eiger, de David Torres.

Lo mejor del libro es sin duda la fotografía de la portada. No se en qué estarían pensando los de Desnivel a la hora de publicar esto. Quizás tenían las expectativas de sacar al mercado X libros al año y les faltaba uno. A mí, sinceramente me ha parecido una tomadura de pelo. El único relato que se salva, es el que da nombre al libro, La viuda del Eiger de David Torres, ganador del primer premio Desnivel de Literatura de Montaña, Viajes y Aventura en 1999 con la novela Nanga Parbat.

Lo compré en la tienda Desnivel de Madrid con intención de empezar a leerlo en el AVE de regreso a Zaragoza. Pocas veces me he arrepentido tanto de gastarme el dinero en un libro...



FICHA DEL LIBRO:

Título: LA VIUDA DEL EIGER

Autor: Varios

Editorial: Ediciones Desnivel

Año: 2.007

Nº de páginas: 152

ISBN: 978-84-9829-102-5






jueves, 9 de junio de 2016

CUMPLIMOS 5 AÑOS


El jueves 9 de junio de 2.011, nació este blog con la publicación de la primera entrada. Una entrada en la que nos presentábamos. Hoy hace cinco años de aquella fecha. ¡Estamos de cumpleaños, y hay que celebrarlo!

Muchas cosas han pasado desde entonces, y muchas horas frente al ordenador para mostrároslas. Hemos hablado de libros de montaña, senderismo, andadas populares, ascensiones, travesías, vías ferratas, espeleología, raquetas de nieve y muchos artículos con historias y curiosidades montañeras.

Precisamente son los artículos lo que más os ha llamado la atención. Especialmente estos tres:
MALLORY E IRVINE: ¿PRIMERA ASCENSION AL EVEREST?
- ROBERT FALCON SCOTT 
- RABADÁ Y NAVARRO: 50 AÑOS DE LA TRAGEDIA DEL EIGER

La primera, la de Mallory e Irvine, ha sido con mucha diferencia la más solicitada, y las tres juntas suman casi el 50% del total de las casi 150.000 visitas que ha recibido este blog a lo largo de sus 5 años de vida.

El 61% de los que nos visitan son españoles; el 24% norteamericanos; un 9% se lo reparten Alemania y Rusia; y el 6% restante entre el resto del mundo, especialmente China, Francia, México, Argentina, Chile y Ucrania.

A principios del 2.013, concretamente el 5 de febrero, VIdAS FERRATAS abre su propia página en Facebook. Desde entonces la hemos actualizado casi a diario, y en la actualidad cuenta con más de 1000 publicaciones y 900 seguidores.


Portada de nuestra página del Facebook

Hemos recibido varios ofrecimientos para contribuir en otras webs de temática montañera, y en ocasiones hemos aceptado. Algunas tienen más éxito que otras, como el caso de ssummon.

Con respecto al diseño del blog, se ha mantenido prácticamente igual que cuando nació. Lo único que han cambiado desde entonces son las cabeceras que cada año han sido diferentes, eso sí, sin cambiar las letras ni la edelweiss del logo. ¿Las recuerdas todas? Han sido estas:

 2.011

2.012

2.013

2.014

2.015

2.016

Esperamos seguir cumpliendo años. Será sinónimo de salud, tiempo libre y nuevas actividades. Gracias a todos vosotr@s, lectores, y el doble de gracias a los que os tomáis la molestia de comentar. 

¡Un fuerte abrazo!