jueves, 19 de mayo de 2016

FERRATA DE LOS FRESNOS


Estoy de nuevo por Valencia. Floren y yo nos vamos a ferratear, mientras nuestras hijas ven otra feria del manga. Hoy nos acompaña José Manuel, al que no veía desde la ascensión invernal al Poset que organizamos en el 2012.




Madrugamos y salimos juntos de Paterna. El objetivo es hacer 2 vías ferratas, y empezamos por la de los Fresnos. 

Tras hora y cuarto de viaje, llegamos a Quesa donde almorzamos. Cuando acabamos, tomamos dirección Los Charcos. Seguimos todo recto y unos 7,5 kilómetros más adelante dejamos el desvío del campamento de Río Grande a la derecha y seguimos de frente hasta que encontramos un aparcamiento grande donde estacionar.



Nos ponemos los equipos y tras caminar apenas unos 50 metros, encontramos el cartel indicador de inicio de la ferrata.




Esta vía ferrata, es de categoría K-4. Pero si quieres más dificultad, al final de la vía hay un tramo opcional K-6 que... ¡tela marinera!

Comenzamos bajando con ayuda de una cadena y unas grapas, hacia el Charco de la Horqueta.




Bordeamos la orilla y llegamos a la pared. Comienza la ferrata en plan "heavy", con un desplomado que deberemos solventar si queremos asegurarnos a la sirga, ya que queda más alta.





Lo superamos sin mucha dificultad. Ese y los otros 3 desplomados que tiene la vía. El resto de la ferrata está formado por varios tramos verticales, y un paso lateral.








Y cuando está acabando la vía, nos encontramos con el cartelito desafiante...



Yo me animo y digo que adelante. Floren, que ya sabe de que va, se ríe y prepara la cámara para lo que se avecina... 

Y efectivamente, me quedo colgado como una longaniza en un secadero en el intento. Otra vez será.




Tras 2,5 kilómetros de trekking llegamos de nuevo al coche, donde nos quitamos el equipo y ponemos rumbo hacia la segunda ferrata del día: la vía Fuente Godalla, situada en Enguera.





Entradas relacionadas:






No hay comentarios:

Publicar un comentario